Los cuadernos de bocetos del soldado Victor Lundy

Victor Lundy, estadounidense, nacido en 1923 en Nueva York, interrumpió sus estudios de Arquitectura para alistarse en el Ejército durante la llamada a filas de 1942. Su destino de instrucción fue la 26ª División de Infantería en Fort Jackson (Carolina del Sur), donde permaneció durante dos años antes de partir para Cherburgo (Francia), donde combatió en el frente hasta que resultó herido en combate a finales de 1944. Tenía 21 años.

Lundy, que recibió el correspondiente Corazón Púrpura, completó sus estudios e inició una carrera como arquitecto que le llevaría a convertirse en uno de los grandes ejemplos de la escuela modernista norteamericana. Pero durante su tiempo en el Ejército, llenó varios cuadernos de bocetos sobre su experiencia en el cuartel y en primera línea de batalla. Todos se encuentran disponibles en su integridad en la web de la Biblioteca del Congreso de EEUU. Aquí.

Soldiers looking at ship in the distance 27 de agosto de 1944
“Shep,” D-day – 6 de junio de 1944
Part of the Atlantic Wall, Quinéville 6 men from L Co. hurt here, 6 killed – 21 de septiembre de 1944
Ship and tugboat – 6 de agosto de 1944
Sunset – First night out – 27 de agosto de 1944

Después de servir completó una licenciatura en arquitectura en la Escuela de Graduados de Diseño de la Universidad de Harvard, Tras unos años en el extranjero, Lundy abrió en 1954 una firma de arquitectos en Sarasota, Florida. En 1967, fue nombrado miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos. Entre los edificios notables diseñados se encuentran el Tribunal Fiscal de los Estados Unidos (abajo) o la Embajada de los Estados Unidos en Sri Lanka.

En Flashbak tenéis más imágenes en alta resolución, y Curbed le dedica un perfil sobre su carrera de arquitecto.

PD: Otro de mis fetiches bélicos: mecheros Zippo de la Guerra de Vietnam. Aquí os dejo un álbum de ellos, en Imgur. Todas las leyendas son imborrables.

Las líneas del tiempo

¿Queréis saber cómo sería Twitter en el siglo IV? Podría ser así. He aquí el Chronikoi kanones de Eusebio de Cesarea. Una de las primeras sucesiones gráficas de eventos históricos relacionados entre sí en forma de filas y columnas de tamaño variable dependiendo de la importancia de los mismos. Data desde el inicio de la era Abrahámica (unos 1.800 años antes de Cristo) hasta el año aproximado de su publicación 325 d.C.

Conoció una segunda parte, publicada en el año 380 por el Doctor de la Iglesia Eusebio Hierónimo, que recopiló y sincronizó los eventos entre ambos escritos. A través de esta estructura, basada en la obra pionera del viajero cristiano Sextus Julius Africanus, ambos consiguieron resolver uno de los problemas fundamentales de la cronología histórica: el de la asociación de eventos.

Es el principio de lo que Wikipedia llama panorámica sincronóptica. Cronografía aquí, para abreviar.

via Richard A. Flower

Tras siglos de relativo silencio, y como otros tantos aspectos de la Edad Clásica, la cronología protagonizó un retorno por todo lo alto durante la Ilustración, de la mano del médico y editor Jacques Barbeu-Dubourg, a quien se le ocurrió la idea de exponer los datos en un formato horizontal, reservando ese eje para representar el paso del tiempo a través de diferentes filas de eventos, y distribuyendo el vertical en forma de columnas de anchura variable, dependiendo de la importancia de los mismos. Y así, en 1753, nació la Carte chronographique: un rollo de 6,5 metros que recopilaba 6.500 años de historia de la Humanidad.

Jacques Barbeu-Dubourg, Chronographie, ou Description des Tems…, tableau 34, Paris 1753

Unos años después, en 1769, el polímata británico Joseph Priestley continuaría con el formato de Barbeu-Dubourg y le añadiría color, en su Nuevo Mapa de la Historia.

Joseph Priestley’s A New Chart of History (1769)

En el siglo XIX, la cronografía fue elevada a la categoría de arte gracias a personas como la profesora y activista de los derechos de la Mujer, Emma Willard, responsable de obras como El Templo del Tiempo, una de las primeras visualizaciones históricas en tres dimensiones de las que se tiene constancia. Un título absolutamente literal, como podéis ver, donde el principio de la Historia se sitúa al final de la nave principal, avanzando conforme las líneas temporales se acercan a la fachada.

The Temple of Time (Emma Willard – 1846)

Willard no solo emplearía la arquitectura como referencia de sus obras. La naturaleza le sirvió de guía en esta historia del siglo XVIII en Estados Unidos, extraída de la biblioteca de mapas de David Rumsey — auténtica cueva de los tesoros para los fans de esta preciosa disciplina —

Willard’s Chronographer of American History – 1865

Aquí tenéis un perfil de Willard escrito por Susan Schulten para Public Domain Review. Aquí, uno de las primeras cronografías en web: Hyper History, de Andreas Nothiger.

Los Museos de París publican 100.000 obras de arte en alta resolución

Claude Monet (1840-1926). “Soleil couchant à Lavacourt (détail)”. 1880. Musée des Beaux-Arts de la Ville de Paris, Petit Palais.

La sociedad de Museos de París han puesto a disposición del público unas 100.000 reproducciones digitales de las obras contenidas en 14 museos de la capital francesa, entre ellos el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, el Petit Palais o las Catacumbas, en alta resolución y sin restricciones.

Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669). Vieillard à grande barbe et au front ridé, 1631. Musée des Beaux-Arts de la Ville de Paris.
Alphonse Mucha (1860-1939). Motif floral pour la boutique Fouquet
Pierre Bonnard (1867-1947). “Ambroise Vollard avec son chat”, vers 1924. Musée des Beaux-Arts de la Ville de Paris.

El proceso es bastante sencillo:

1 – Entráis en su portal de colecciones.

2 – Marcáis “Image libre de droit seulement.

3 – Una vez elegida la obra, pinchad en “Descargar” para recibir un .zip con la imagen, un .pdf con los detalles sobre su uso — la Sociedad garantiza imágenes de 300 DPI — y un documento de texto con los detalles de la obra.

Pintura, numismática, diseño, fotografía, etcétera. Obras de Rembrandt, Gustave Courbet, Eugène Delacroix o Anthony van Dyck, o fotografías de Eugène Atget.

Rue du Cimetière Saint-Benoît. Paris, 1909. Photographie d’Eugène Atget (1857-1927). Paris, musée Carnavalet.

via Hyperallergic

Una astrofísica y La noche estrellada de Van Gogh

El Museo de Arte Moderno de Nueva York lleva unas semanas colgando una serie de vídeos llamada The Way I See It (Tal y como lo veo). En ella, científicos, profesores y artistas examinan junto a los conservadores del museo algunas de las obras de arte desde su perspectiva profesional. Uno de estos ejemplos es el que tenéis arriba: la astrofísica Janna Levin aprecia La noche estrellada, de Vincent Van Gogh, y se ve inmediatamente atraída por el desplazamiento de las estrellas en el cuadro.

Hay más: el músico de jazz Jason Moran convierte Broadway Boogie Woogie , de Piet Mondrian, en una partitura, tocando al piano las “piezas más grandes” con la mano derecha, las “más pequeñas” con la mano izquierda.

Steve Martin — cliente acérrimo de las galerías de arte de Los Ángeles, por cierto, y de gusto exquisito según sus responsables –, nos enseña cómo mirar arte abstracto. Él mismo nos presenta los cuadros elegidos: Synchromy, de Stanton Macdonald-Wright y Color Form Synchromy, de Morgan Russell.

Y si os quedáis con ganas de más, tenéis las versiones extendidas de esta serie en una colección de podcast de la BBC, en 31 episodios, con nombres como John Waters, Stanley Tucci o Margaret Cho. Aquí, la web. Si preferís un formato más cómodo, también están recopilados en Listen Notes. Las obras que se referencian, aquí.

via Open Culture

Enlaces

Uno de los mejores podcasts deportivos que he escuchado este año es el especial que el programa 30 for 30 de ESPN ha dedicado a la caída en barrena del multimillonario Donald Sterling. The Sterling Affairs es una historia en cinco episodios que detalla el escándalo iniciado cuando su amante, V. Stiviano (nacida María Vanessa Perez), decidió publicar una conversación grabada en la que Sterling la reprochaba que se “asociara públicamente con negros”.

Donald Sterling era el propietario del equipo de baloncesto de Los Angeles Clippers.

El podcast tiene como anfitriona a la periodista deportiva Ramona Shelburne, responsable de cubrir la evolución de los acontecimientos — hay enlaces a sus artículos aquí — que desembocaron en la orden sin precedentes adoptada por la NBA de expulsar a Sterling de la liga. En lugar de apostar por el salseo, Shelburne y los responsables del podcast dedican la serie a examinar los límites que definen la intervención de una organización sobre la propiedad personal de uno de sus equipos, los conflictos dentro de los organigramas de ambas instituciones, y como el efecto del racismo en un deporte predominantemente “liberal”, regenerado tras una etapa para el olvido gracias a la explosión de los Lakers del Showtime liderados por Magic Johnson, jugador agraviado por Sterling en otra de las conversaciones que salió a la luz.

Francamente recomendable. Además, incluye transcripciones en su web.


Foto: Joe Pugliese

Simone Giertz (Estocolmo, 1990). Inventora, YouTuber — dos millones de seguidores — fue diagnosticada en abril de 2018 con un tumor cerebral benigno que remitió hasta enero de este año. Giertz siguió trabajando en su canal al mismo tiempo que recibía radioterapia. Ha convertido la máscara que tuvo que llevar durante las sesiones en una lámpara de pared.

Wired la dedica un perfil para su número de este mes, donde habla de su educación, de su canal y de su tumor. “Brian”.

Durante su tratamiento, tuvo tiempo para convertir un Tesla en una camioneta.


Literary Hub elige las mejores portadas de libros de 2019.

Oliver Munday
Rodrigo Corral
Na Kim
Joan Wong

Más listas: el Top 100 de TikTok en 2019.

Will Smith es la celebridad más seguida de esta red, por delante de Arnold, The Rock o Miley Cyrus.

PD: Lo que tenía toda la pinta de ser una transición entre medios ha coincidido con uno de sus años más ocupados en el terreno cinematográfico. Aunque me disgustara Gemini Man (tampoco demasiado, pero es una película que emplea una tecnología que necesita de un contexto INCREÍBLEMENTE específico para funcionar y, a día de hoy, sigue resultando un lastre insalvable para la puesta en escena, como explica John Hess para Filmmaker IQ), estoy bastante convencido que todavía queda algo del Will Smith de la pasada década, cuando era la estrella de cine más grande sobre la faz de la Tierra.


The Most Feared Song in Jazz, Explained.

El espléndido canal Earworm, del portal de noticias estadounidense Vox, nos cuenta por qué Giant Steps, de John Coltrane, provoca terror absoluto entre los músicos de jazz.

Por decirlo brevemente: su lenguaje musical es tan complejo que resulta casi imposible improvisar sobre él.

Coltrane, fan de Albert Einstein, estaba obsesionado por las matemáticas y su aplicación al mundo de la música. Hay un post maravilloso de Open Culture al respecto, que incluye un diagrama de su “círculo de tonos”, directamente relacionado con el vídeo. El saxofonista Roel Hollander también lo explica bastante bien.

Los carteles de Brandon Schaefer

Brandon Schaefer es un diseñador gráfico residente en Nueva York y especializado en posters de cine independiente. Antonio Campos, Craig S. Zahler, Peter Strickland, Claire Denis o Michael Almereyda, entre otros.

El nombre me ha saltado al encontrarme de bruces con una de sus últimas creaciones, los carteles del documental Shooting the Mafia, de Kim Longinotto, sobre la fotorreportera Letizia Battaglia, responsable de captar las últimas décadas de la vida criminal de Sicilia y el impacto de la Mafia en las vidas de los sicilianos.

En IMP Awards — imprescindible para amantes del cartelismo — hay un recopilatorio de su trabajo. Y no acabamos aquí: Schaefer también lleva un podcast de cartelismo, The Poster Boys, y un blog personal.

En Twitter, aquí.

Enlaces

The Hollywood Reporter reúne en conversación a los siete CEOs más importantes de Hollywood: Toby Emmerich (Warner Bros), Jim Gianopulos (Paramount), Alan Horn (Disney), Donna Langley (Universal), Tom Rothman (Sony), Jennifer Salke (Amazon) y Scott Stuber (Netflix). Temía comunicados de prensa por respuestas, en su lugar me encuentro con un ambiente distendido y no exento de pullas, como la que dedica Alan Horn a sus colegas de plataformas digitales, a partir de una verdad como un templo: nuestro tiempo de atención es finito y eso lo domina todo.

Hablan también de la importancia de la taquilla, del futuro de su negocio en China, del papel actual de la estrella de cine en el sistema de producción y de las métricas de audiencia en las plataformas, todo combinado con detalles personales de aficionados que son al cine.

En particular Rothman. Catorce años después, sigue recordando Master & Commander como la película de la que más orgulloso se siente.


Comic Book + es una web que recopila comics de dominio público. Van por los 36.344 y subiendo. Algunos datan del siglo XIX, en forma de libros de ilustraciones.

Podéis rebuscar también entre fanzines, tiras cómicas e incluso antiguos seriales radiofónicos, como The Adventures of Philip Marlowe, que comenzó su emisión en NBC Radio, en 1947. También hay seriales antiguos de Archie y Superman, entre otros.

The Adventures of Superman – The Baby from Krypton (12 de febrero de 1940, 12 min)

Un detalle sobre Knives Out — y en absoluto un spoiler –: su director de fotografía, Steve Yedlin, usó un algoritmo para “combar” la imagen y darle el punto exacto de naturalidad.

La entrevista está en Studio Daily, que a su vez nos remite a la web personal de Yedlin — técnica hasta la exageración


Un montón de concept art sobre la adaptación de Cats que Steven Spielberg intentó producir allá por principios de los 90, ambientada durante el bombardeo sobre Londres durante la Segunda Guerra Mundial.


James Gray (Ad Astra, La Ciudad Perdida de Z) y Santo Loquasto, el diseñador de producción de Woody Allen, han preparado una nueva representación de Las Bodas de Fígaro.


Spirits (ECM -1986) is a double album by Keith Jarrett on which he performs vocals, guitar, glockenspiel, soprano saxophone, recorder, piano, tabla, flutes and percussion” – Yo no puedo hacer absolutamente ninguna de estas cosas. Me siento inútil mientras tecleo estas líneas.